11/11/2006

Nada de Esto fue un error

Estoy empezando a redescubrir mi olfato. Lo perdí de golpe, junto al sabor. La carne rebozada era como masticar una compresa llena de arena, y las cosas que se acercaban, entraban o salían de mi, eran completamente absorbidas por el sentido del tacto. Con las semanas fui abarcando lo que llamaría rangos. Veréis, vosotros debéis tener miles de escalas, y yo solo sentía 3 o 4, podía catar toda la nevera, o embadurnar mi lengua de tabasco, y apenas notar nada. Con los meses he progresado, como si tuviese que volver a aprender mis sentidos. Aún así, cuando huelo mi cuerpo sudado, me recuerdo como olían los pollos asados. Nada de Esto parece extraordinario, y desconozco si también podéis, pero he comenzado a oler las palabras. Algunas parecen esencias, que combinándolas y formando frases, huelen distinto. Al leer las mezclas, desprenden auras que llegan a otras frases, y se combinan juntas. Mi nariz no tiene nada que ver, y noto textos llenos de círculos que rodean silabas y significados que parecen ocultos en una matemática de letras. Es algo extraño, simbiosis de intuición y presencia, como si todo estuviese premeditado ya, y cuando la inconsciencia nos hace escribir, la consciencia poco presente, pero perenne en nuestro subconsciente y en nuestros sueños, fuese un dictáfono de alguien extremadamente sensible, loco y personal, que lucha por entenderse a si mismo. Quizás me estoy volviendo un demente, o estoy aceptando que lo soy. Creo que el perder los sentidos, ha despertado mas aun una capacidad dormida, que ha querido substituir mi anhelo por mi sentido preferido, el olor de las cosas. Antes olfateaba a las chicas de caras tristes, y me parecían desprender otras fragancias, me olía a mi mismo excitado, y notaba la lujuria mas allá de mi piel. El olor calmaba la sed, vectorizaba las siluetas, maximizaba los sonidos a los estados de animo, y la saliva parecía poderse masticar. Te leí anoche, y sentí el rastro de palabras que me dejabas para seguirte hasta tu madriguera, tus letras estaban en celo, y mi naturaleza corrompida, desequilibrada e íntima te olió hasta entrar en comunión. Te huelo cuando me hablas y me escuchas, y es mas sólido que tu cuerpo, tu voz y tu boca.

Me buscaste, y el fin ha justificado de sobras los medios, nada de Esto fue un error.

Tercera época, para Raquel :)

7 Comments:

Anonymous marta de esparta said...

mucho más bonito tu texto que la canción de coti del mismo nombre. felicidades :)

8:43 p. m., diciembre 17, 2006  
Anonymous Ana said...

Precioso... Una descripción muy buena... Un saludo.

2:40 p. m., enero 10, 2007  
Anonymous kasandra blog said...

Me ha encantado porque yo tengo una especial relación con los olores... ahora he vuelto a fumar pero aún así sigo oliendo...

te voy a dejar un post de presentación pero no hace falta que lo apruebes...

Es sólo un saludo, de acuerdo?

1:09 p. m., enero 23, 2007  
Anonymous la Roja said...

ahora me voy a acostar porque ... uff tengo unos audios que me van a hacer vibrar en olores y en todo pero volveré ... sé donde encontrarte ... el último de la fila :)

No podemos permitirlo..
con los blogs eróticos de tios que hay ;)


bss

2:45 a. m., enero 28, 2007  
Blogger Lokita said...

He encontrado este blog recorriendo los inscritos en el concurso...es una lástima que no subas como la espuma, tus palabras están llenas de sentimiento y belleza...mucho mejor que otros que están por encima de este....me gusta como escribes, regresaré seguro.
Besos

3:55 p. m., enero 28, 2007  
Blogger Lokita said...

A por cierto, te dejo mi voto!!

3:57 p. m., enero 28, 2007  
Blogger El murmullo de las cucarachas said...

esos oloressssssssssssssss.... que diferencian todo de todo...ummmm..molaaaaaa..

ya nos vemosssss!!!

1:26 p. m., febrero 12, 2007  

Publicar un comentario

<< Home