12/25/2007

xy + xx no es dos

Padre: -Ves hijo? El día que tu madre y tu padre mueran será tuyo.
Hijo: -Yo no quiero que eso ocurra papa.
Padre: -Ocurrirá, y esta tierra que antes fue de tu abuelo y precedentemente era de tu tatarabuelo. Allí donde alcanza la vista lo poseerás, Y un día conocerás a una chica y tendréis hijos, y se transmitirá de padres a hijos, como siempre a sido.
Ese día llego, sus padres acabaron falleciendo, y Coco, que así se llamaba, se sentía solo entre tanto terreno deshabitado. No salía del gigantesco bosque, y así paso el tiempo. Un día, estando en su mundo haciéndose la pedicura, apareció un inmenso mundo que choco suavemente con el suyo. Coco se asusto y se escondió como pudo, de repente vio algo moverse entre la confusión, asustado cerró los ojos, quizás habían venido de otro mundo a invadirle. Y así era.
Voz extraña: -Hay alguien aquí?
Silencio: -…
Voz ya no tan extraña: -Repito, hay alguien? Es importante.
Coco: -H...ola, no me hagas daño.
Voz extraña mas tierna que antes: -Tranquilo, no quiero hacerte nada malo, como te llamas?
Coco: -C…oco.
Voz ya dulce:-Eres tímido, yo me llamo Anoplura.
Coco: -Vaya nombre mas extraño.
Anoplura: -Si, un día cuando era pequeña oí voces, alguien me buscaba, y decía ese nombre, es raro pues estaba en casa. Y mis padres, como eran muy raritos me llamaron así.
Coco: -Curioso.
Anoplura: -Si. Esta es tu casa?
Coco: -Es mi planeta, nunca Salí del bosque.
Anoplura: -Este también es mi planeta, y jamás salí tampoco.
Coco: -Mi papa tampoco, me dijo que era peligroso, que más allá había monstruos y dragones.
Anoplura: -A mi también me prohibieron salir.
Coco: -Un bisabuelo mió era aventurero, y un día salió a explorar, confecciono un mapa, es el tesoro familiar, era muy valiente.
Anoplura: -Mucho, yo no seria capaz.
Se estuvieron conociendo un poco mas, hasta que misteriosamente sus mundos se separaron lentamente, y se distanciaron hasta hacerse tan pequeños que no se veían. Esta fue la primera de muchas, se fueron conociendo y con el tiempo enamorando el uno del otro.
Coco:- Te quiero mucho, yo opino que deberíamos ser pareja y tener descendencia.
Anoplura: -Yo también te quiero, y opino lo mismo, pero no se si estoy preparada para el acto sexual.
Coco: -Si Anoplura si, ya verás como te gustará y serás una buena madre.
Anoplura: -No se, dicen que el embarazo es muy duro, en cuantos hijos pensaste?
Coco: -No se, 200 o 300 te parece bien?
Anoplura: -Estas loco.
Coco: -Jaja.
De repente sus mundos se separaron, y Coco no veía la hora de que su compañera regresase. El tiempo pasó inexorablemente, y ella y su planeta no volvían a reencontrarse, y la tristeza se apodero de el, tanto que pensó en quitarse la vida, un día recapacito:
Coco: .oO(La vida ya no tiene sentido, pero antes de perder la vida tontamente, miraré el mapa y saldré del bosque, prefiero morir valientemente que lentamente en mi bosque esperándola )
Y eso hizo, miro su vieja herencia familiar, y según parece, su universo era solo una pequeña extensión de la realidad. Y empezó un largo camino hacia una zona llamada por su antepasado Axilla. Por el camino recorrió muchas aventuras, algunas muy peligrosas, otras entrañables, pero no cabía duda de que era un paso hacia una maduración personal, y no temporal, como les paso a sus padres. Llego a su destino y ya penaba mucho menos en ella, estaba aprendiendo a quererse y a valorarse mas, era uno entre muchos, que se había lanzado a lo desconocido y no a lo conocido. Axilla era un lugar mas pequeño que su antiguo bosque, aunque tenia mejor clima, pero de tanto en cuando el suelo desprendía unos gases que olían mal, así que decidió hacer otro viaje, a un sitio llamado Pubes. Sus aventuras se multiplicaron, y ya no pensaba en su antigua amada, y curiosamente, cuando perdió la esperanza encontró la libertad. Allí estaba, en el último rincón donde esperaba encontrarla, en pubes, un lugar confortable y oscuro.
Coco: -Tu?
Anoplura: -Yo.
Coco: -Que haces aquí?
Anoplura: -No lo se, un día estaba medio dormida, y mi planeta se posó aquí, se inclino y caí al vacío, pensé que moría pero caí aquí, que es muy blandito, ahora que estamos juntos volveremos a ser pareja.
Coco: - Anoplura, he aprendido que quiero seguir siendo una unidad, quiero estar contigo pero no quiero dejar de ser yo.
Anoplura: -Y nuestra descendencia?
Coco: -La mía es haber vivido y aprendido, tienes que encontrar la tuya.
Los dos piojos fueron grandes amigos, pero jamás tuvieron larvitas juntos
Dedicado a Lirio.

2 Comments:

Blogger kadmita said...

Solo a ti se t ocurre hacer una historia tan buena sobre dos piojos...
No dejas de sorprenderme :*

12:45 p. m., diciembre 30, 2007  
Blogger mas de mi que de... lirio said...

Gracias!
ahora esplicame porque!!!
... o pensabas que no lo preguntaria?
Besos

2:52 p. m., enero 01, 2008  

Publicar un comentario

<< Home