8/17/2009

A veces...

Hace años, veía atentamente un trozo de una película, no lo entendía bien, pero necesitaba sentirlo. La escena habla de la belleza en las cosas, y si estamos atentos, podemos sentirlo. Necesitaba creer que era real, hasta que hace un tiempo, lo sentí yo. Es una descarga casi eléctrica que se genera en la médula, y acaba en los 20 dedos. Es una sensación de inmortalidad, paz, y bondad. Nada tiene relieve, es todo suave y complaciente, es el equilibrio. Si los demás pudiesen sentirlo, no habría guerras, el dolor seria la luz de un faro, y la desdicha seria dichosa. No siento hambre, no siendo dolor, no me siento solo, todo me acompaña y no necesito juzgar. Sé que esa sensación se va, se que todo ha sido real solo en mi cabeza, sé que no ninguna realidad puede traspasar unos párpados.

2 Comments:

Anonymous marina said...

Como bien dices, todos deberíamos sentir esa descarga, a veces.....

Quiza no es imposible traspasar los parpados y solo hay que mirar en nuestro interior.

Un beso desde este rinconcito de mi tierra.

1:22 p. m., agosto 17, 2009  
Blogger mas de mi que de... lirio said...

Holaaaaaaa, uno largo y prolongado terminado en un suspiro suave.
Soy yo otra vez, después de perderme y volverme a encontrar...

Sabes, de forma muy distinta hoy hablamos según mi criterio, de la misma sensación.

Vuelvo a sentir... vuelven a aparecer pequeños colinas y valles después de meses de sentir la planicie de mis días.

Siempre recordándote y guardando aunque bajo un manto de silencio, todo el cariño que te tengo...
aquí estoy otra vez para ponerle voz en forma de letras...

mil besos desde mi alma en calma.

12:56 a. m., agosto 18, 2009  

Publicar un comentario

<< Home