10/15/2009

Animal Interior

ADVERTENCIA: Este poema contiene vocabulacio y sentido sexual, no lo leas si no te apetece experimentarlo.


El existe, no puedo negarlo, se mueve y retuerce dentro de mí, y tú, lo provocas y agitas, lo lames y masturbas. Imaginar la fragancia de tu entrepierna en celo, despierta al animal que dormía dentro. Tus palabras sutilmente manchadas, no hacen más que ahogar mis reticencias y vergüenzas, y tu cuerpo y mente me provocan como una estaca clavada en mi placer. Es saber que tu sangre se dispersa mas por tu cuerpo, lo enrojece y señala, me animaliza y obliga a desearte mas allá de mi piel, en la tuya, en ti, sintiendo tus muslos abrazar y golpear mi vientre, convulsionándose y sacudiéndose; o tu lengua envolver mi miembro, entre saliva y gemidos, dejando el sentido de mi existencia, bombear en tu paladar. No me mires así, mírame con ojos de Puta, pues nada de esto está prohibido, si lo está, tenerme miedo y privación. Algo moja tu ropa interior, no son mis dedos, no es mi sexo, no son mis palabras, es el deseo que se desprende de mí.

1 Comments:

Anonymous Marina said...

waw, waw, waw, nunca sabras lo que ha pasado por mi mente........

Despues de leer esto un simple beso te parecera poquita cosa......

10:24 p. m., octubre 18, 2009  

Publicar un comentario

<< Home