10/06/2009

Guau guau

De pequeño mi máxima aspiración era ser perro. Salía de casa temprano, muerto de sueño, mi perro se quedaba en casa, durmiendo. Tenía que escuchar a los profesores, y aprender datos inservibles, pensaba… mi perro no sabe dividir, y le va mejor que yo. Por el mediodía todo eran prisas, por la tarde deberes, y a la noche malos royos, pero mi perro dormía y en otros casos meneaba la cola y le dábamos cariño. Scuby, mi antiguo perro, tal vez en alguna forma de pensamiento deseaba mi vida, poder salir pronto de mañana, y pasear cuando quisiera, no tener que aguantarme el pis, y tener acceso a comida de “más calidad”. Lo que se desea de forma vital, suele desconocerse, los pros y contras. Desconocemos que es ser rico, e ignoramos a cuanta gente llevó a la desesperación y corrupción, al igual que el poder o el mismo sexo. Es nuestra alma la que se prostituye para un bienestar físico. Hoy es martes, 6 de octubre del 2009, soy pensionista, no necesito trabajar para vivir, el dinero ni me preocupa ni sobra, estoy apuntado a uno de los mejores gimnasios de Barcelona, puedo comer cada día y tengo una cama donde dormir, tengo 29 años, soltero y sin compromiso, minusválido; a algunas personas les asustaría esta situación, gente que vive de premoniciones e ignora el gerundio. Las decisiones no hacen falta pensarlas mucho, al menos en mi vida. Hoy puedo vivir como Cristian y Scuby, y me gusta esta fusión. Hace unos días, soñé que estaba en clase, es uno de mis sueños recurrentes. En clase suelen darme bronca por no tener los deberes, un examen sorpresa, o salir a la pizarra. Esta vez, E. G. mi antiguo profesor de matemáticas, hacia complicadísimos cálculos, y era yo quien hacia las preguntas. Me levanté, y sorpresa… tenia cola, hasta la movía un poco. Meditando llegue a la deducción de que ya era parte del perro que desee ser un día. El cementerio está lleno de metas, por hoy es suficiente, mañana es demasiado, y ayer… ayer era lunes.

1 Comments:

Anonymous marina said...

Interesante filosofía, por cierto, yo quiero ser un caballo, sentirme libre de trotar por el monte.......

Un beso grande, grandote, inmenso:)

10:47 p. m., octubre 07, 2009  

Publicar un comentario

<< Home