11/12/2009

Como usar un culo

Me gustaría aprovechar el tema que nos interesa para explicar la regla básica del sexo: Respeto y comunicación. Quizás la frase más hipócrita de la humanidad, sea “En el amor y la guerra todo vale”. La mires como la mires, es horripilante, pues el amor sin respeto y comunicación, es ego, y la guerra, es puro ego también. Me gustaría cambiar la frase, y substituirla por “En el sexo todo vale, con respeto y comunicación”. Toda relación sexual duradera está condenada a la insatisfacción de una de las partes sin eso. Os pondré 2 ejemplos personales. Mi primera novia, se dormía después de correrse, y yo tenía que acabar pajeandome en el wáter 2/3 polvos, y o me corría rápido o lo hacía a mano. El otro ejemplo, es otra novia que se corría en 1 minuto de reloj, sin penetración ni nada. Cometimos el error de confiar en que lo sabríamos arreglar solos, ella decidió finiquitar los preliminares e ir directamente a la penetración, lo cual me mato como amante (soy minusválido) y me parecía muy frio. Al principio ella cerraba los ojos, luego opto por ponerse de lado, y ya al final me ponía una camiseta en la cara y me decía: Cállate. Total, no solucionamos nada y creo que nos quedábamos hechos polvo anímicamente por el asesinato silencioso que hacíamos a nuestro amor de pareja y propio.
Explico todo esto, porque el culo es quizás la primera barrera tabú de la sociedad, y es cosa de dos. Contaré unos detalles básicos de la arquitectura del culo:
El culo es la zona más sucia del cuerpo, después la vagina y luego la boca, pero es importante saber, que un simple beso o una comida de coño, son actos muy sucios, y actos “bonitos” solamente porque queremos verlos bonitos. El culo posee un musculo excepcional del cuerpo, el esfínter, o sea, el agujero. Es especial porque se dilata con relajación y tiempo. Podría abrirse lo suficiente como para dejar pasar una botella de agua con el tiempo y experiencia suficientes. El ano posee multitud de terminaciones nerviosas, proporcionando sensaciones nuevas, además de comunicar con la próstata del hombre. El culo es quizás más delicado que una vagina, y es recomendable usar lubricantes, ya que no posee, también es recomendable usar condón, sobre todo con gente nueva. Otro pequeño detalle, es que la mierda se acumula en un sitio, y es allí, y si no se usa un enema puedes encontrar una bola de caca si metes el dedo y tienes “mala suerte”, aunque no es caca que vaya a salir, de hecho solo sabes que está allí.
Así pues, es posible que por mucho que te bañes, encuentres eso al meter el dedo. También existe una curiosa sensación en el sexo anal, sobre todo para gente recién iniciada. Y es que parece, que te vayas a cagar, es normal, es el mismo musculo que usas para hacerlo, pero es muy difícil (nunca me paso) que pase algo, el máximo incidente fue ver un poco marrón el preservativo, o tocar una de esas bolas. Lo mejor que podéis hacer ante estos incidentes, es sonreír, no darle importancia, y besar a tu pareja. Es importante conocer un buen movimiento de relajación anal, y que vuestra pareja confié en que no le harás daño y serás respetuoso/a, una buena comunicación es básica, pues nadie puede saber con exactitud que sensaciones recorren vuestro cuerpo, ni placenteras ni dolorosas. Un buen movimiento podría ser un movimiento circular que recorra el ano y penetre lentamente, pasando lentamente a dedos más gruesos, acabando en 2 o 3 dedos, según el tamaño de lo que queráis meter o sentir.
El sexo anal pose ciertas ventajas, puede ser una buena opción a una menstruación dolorosa, una fuente nueva o doble de placer (estimulando la vagina o clítoris), un placer novedoso en un hombre con la estimulación de la próstata, una variación sexual, curiosidad, o simple confianza de pareja.
Hay que respetar tanto el no querer practicar sexo anal, como querer, una vez, le confesé con esfuerzo a una novia que quería practicar sexo anal, y su respuesta fue: Los hombres sois unos cerdos. Que te diga eso una persona que quieres, duele, es mejor ser sinceros/as y decir: Me parece antihigiénico (recordemos que no hay tanta diferencia con la boca o vagina), es doloroso (recordemos que es cuestión de tiempo), no conozco a nadie que lo haga ( y seguirá siendo así si lo tratamos como un tabú), mi religión no lo aprueba (muchas guerras se han iniciado por religión, y esta lo aprobó) o la verdadera realidad en la mayoría de casos, tengo miedo.
Recomendaría a todos/as los que habéis llegado hasta aquí, que probéis a meteros un dedo en el culo mientras os masturbáis, solo el que lo prueba varias veces, puede opinar con criterio.
Para finalizar, explicaré porque muchos hombres van perdidos en el tema, y es que nuestro ejemplo sexual, suelen ser las películas porno. Esas películas suelen ir orientadas solo al hombre, y la secuencia normal es Mamada – Penetración - Penetración anal – mamada - corrida facial- y tragárselo todo. Siendo esto lo que esperan de una relación sexual satisfactoria. Suelen quedar poco complacidos y prueban multitud de relaciones con parejas o prostitutas, hasta que se les cae la polla de viejos. Chicos, soy hombre, y os diré, que hables con ellas, no muerden, y si lo hacen, buscaros otra, y a vosotras, lo mismo os digo.

PD: Si tienes problemas sexuales con tu pareja, lo mejor es ir a un profesional.

2 Comments:

Anonymous marina said...

Ufff, sin comentarios, completamente perdida.

12:20 p. m., noviembre 12, 2009  
Anonymous Anónimo said...

¿Experto en todo? tus experiencias no lo demuestran. Un texto desagradable y más desagradables las chicas con las que te has topado. Tremendas faltas de respeto.

6:16 p. m., noviembre 17, 2009  

Publicar un comentario

<< Home