2/09/2010

11 motivos por los que no abrirme las venas


Sentado en mi vieja silla, bebo leche, me palpo la barbilla, y miro la papelera. Está llena de cristales, me llega el aroma del recuerdo… soy yo en una cama, estoy bizco, veo borroso, mi cuerpo no responde, es como si un agujero negro ejerciera gravedad infinita sobre mí. En esa cama, ocurrió uno de los eventos más importantes de mi vida, y trivial para el universo. Pensé que arrancándome la vía, que era muy gorda y con lo jodido que estaba, quizás moriría. Con pequeños movimientos llegué al tubo, y con titánicos tirones, conseguí dejarme un profundo agujero. La sangre se perdía de mi cuerpo, y me sentía cansado. Había calculado los turnos de las enfermeras, no volverían en 2 horas. A pesar del desgaste, la herida se cerró, y con ella mis esperanzas. Hoy miro los cristales y pienso en motivos para no abrirme las venas:
No me abro las venas, porque he aprendido a aceptarme.
No me abro las venas, porque mi vida tiene sentido si no se lo busco.
No me abro las venas, porque puedo oír mi canción favorita con una sonrisa y no lágrimas.
No me abro las venas, porque aun me quedan cosas por decir, tengo un documento de texto, con 56 páginas escritas, solo de ideas, eso son, cientos de textos por escribir.
No me abro las venas, porque ni tengo hipoteca ni estoy hipotecado.
No me abro las venas, porque no me sale de los cojones.
No me abro las venas, porque soy un buen tipo, me encantan muchas cosas que escribí, y el que tiene el sentimiento, está en posesión de su verdad.
No me abro las venas, porque empiezo a entenderme y encontrarme, cada vez que me masturbo se produce un alineamiento planetario.
No me abro las venas, porque soy tremendamente afortunado y valioso.
No me abro las venas, porque existe el sexo, las mujeres, la lencería, los zumos, las piscinas de agua caliente, la música, el lenguaje y el arte.
No me abro las venas, porque no necesito preguntarme si soy feliz, lo sé.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Porque sería una cobardía imperdonable.
Porque sería muy poco caballeroso privar a tanta sonrisa vertical de ser acariciada por tu lengua y vista con tu mirada.
Porque provocarías infiernos, te guste o no saberlo.
Porque para que tal acto sea hermoso ya no vale ni siquiera que sea un acto de sacrificio, sino que la escena quede bien y, ambos sabemos que ni nos peinamos.
Porque a mi me faltaría un motivo y porque G. Clooney ;) no lo haría.

4:19 a. m., abril 03, 2010  

Publicar un comentario

<< Home