5/15/2010

No querida T.I.

No querida T.I.,


He estado meditando mucho tiempo sobre el principal error de las relaciones, y la mía para ti, es importante para cualquier relación futura. La respuesta llegó sola ayer, y aunque es sencilla, el miedo a mi propia auto pregunta, me ha dado autentico vértigo. Creo que la respuesta es algo que asusta a los despiertos, al verla desde un punto de 2 direcciones, en vez de la visión unidimensional de los dormidos. Lo que descubriste desencantada, es que te habías equivocado conmigo, yo no era el tipo que decían mis palabras, yo era, un fraude. Y es duro, meditar sobre si uno mismo es real o no, de hecho, cuesta tanto ser uno mismo, que solemos necesitar la ayuda de otra persona, con lo cual, escondemos el problema en las vísceras de otro ego necesitado.
Es algo que me cuesta pensar, aunque en mis adentros se la respuesta. ¿Soy real? ¿Soy una marioneta evolutiva? ¿Soy especial? ¿Vivo un autoengaño?
Se, que solo me parezco a un yo mejor que habita en mi; una noche, estuve muy acertado cuando te dije, que se el camino, pero que no siempre lo seguía. Hay un maestro en alguna parte de mi cuerpo, que voy conociendo y aprendiendo, como el bonito cuento que escribí de una tenia. Puse 2 finales a elección, y allí me hallo yo; la conciencia debe ser algo así como la zona de control de elecciones, con variables ilógicas como los valores o ideales, con variables titánicas como la auto supervivencia.
No soy exactamente el tipo que escribe y piensa estas cosas, el vive en un mundo idílico donde se tienen infinitas oportunidades, donde todo es posible, y donde todo es relativo y constructivo. Yo vivo un piso más abajo, y siento el paso del tiempo, y las inclemencias de mi cuerpo, donde el estado de ánimo es influenciable por química interna, donde se está “sujeto” a normas como el hambre, el frio, o la falta de amor.
Desde mi centro de mandos, piloto esta marioneta inalámbrica de carne, llamada Cristian, y solo se ser perseverante, y aspirar a ser real, pues el propio camino, me dice que sea paciente, y me de las oportunidades que sean necesarias, hasta el día de mi muerte. Mi maestro, quiere desearte suerte en tu camino, y que halles el equilibrio, siendo tu, o una imitación, y desde mi centro de mandos, siento que nuestro tiempo acabó hace mucho, ya aprendí de ti lo que tenias que enseñarme.


Pd: http://www.youtube.com/watch?v=5BIakRTq25E

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¿Una vez ya has aprendido de alguien lo que podía enseñarte lo desechas?
A eso le llamo egoismo o temor.
Si es por egoismo, probablemente es una muy buena decisión. Lo primero puede ser uno mismo y su superviviencia.
El temor nunca es un buen compañero.

12:19 p. m., mayo 21, 2010  
Blogger AnnLee said...

Evidentemente no se ha deshechado nada ni a nadie. Leed bien, sobre y entre líneas.

6:29 a. m., mayo 22, 2010  
Anonymous Angel caído said...

Hay momentos en la vida en que la magia une a dos personas y hay momentos que esa magia se desvanece...
Aprender de esos momentos y luego seguir cada uno su camino es el destino..........
no podemos aferrarnos a puertas que se cierran

9:22 p. m., mayo 22, 2010  
Blogger AnnLee said...

Hay momentos en la vida en los que uno deja de hacer su trabajo como mago o hechicera, es en esos momentos cuando nos alejamos de la magia, ella sigue existiendo sin los que eligen otro camino que el suyo. No desaparece.
:) Afortunadamente para todos..la 'Magia' no depende de los hechiceros/as, sino que se alimenta de ella misma y crece con quién la cuida.

7:27 a. m., mayo 23, 2010  

Publicar un comentario

<< Home