2/22/2012

Reacción en condena

Hace más de 200 años, Hans Christian Andersen, escribía un cuento, que seguramente has olvidado junto a tu niñez. “El traje nuevo del emperador”, es un cuento que trata sobre un emperador muy presumido, que necesita un traje para cada hora del día. Una mañana, llegaron al reino 2 hombres, que afirmaban ser los mejores costureros del mundo, tanto, que sus telas eran invisibles para los idiotas. El emperador, contrató sus servicios, y los hombres se pusieron a trabajar, pero en sus telares, no había nada. El Emperador pensó, que podría distinguir entre los funcionarios estúpidos, con esas ropas mágicas, y mandó a su mejor ministro a curiosear. El ministro no veía nada, y por miedo a parecer un inepto, elogió el trabajo de los tejedores. Fue a ver al emperador, y alabó su trabajo, el emperador lo recompensó por su sabiduría. Los hombres, después de meses de trabajo, anunciaron que el vestido estaba acabado, y fueron con él a ver al emperador, que no vio nada, y por miedo a quedar como un burro, se dejó poner las telas inexistentes, presentándose a su reino desnudo. El pueblo estaba al corriente de los poderes mágicos del traje, y se quedo mudo al descubrir que eran unos estúpidos, y mirando a sus vecinos, reberenciaron el magnífico trabajo: ¡Qué estampados! ¡Qué colores! ¡Qué elegancia!
Hasta que un niño, contempló a su emperador desnudo, y se puso a reír.
El emperador está haciendo el ridículo, gritó
Entonces el populacho, se dio cuenta del engaño, y se rieron.
El emperador, no podía ser menos que esa gente, y aguantó el desfile, muerto de frio.

Lo jodido de este cuento, es que las cosas no han cambiado en más de 200 años, nuestras mentes siguen cerradas y divididas. Ya al nacer, te hacen creer que eres único y vulgar, te dicen que eres de un determinado sexo, allí ya te han separado del 50% de la población, luego que eres de un país concreto, de un idioma determinado, y de una clase social concreta. Para dividirte mas, te dan nombre y apellidos, lo cual no está muy lejos de un código de barras, para distinguirnos. Luego, al crecer, según tus notas, recursos e inteligencia, te dicen a que te puedes dedicar y a que no, y así acabas convertido en una mercancía útil para gente que nunca llegarás a conocer. Pero aun han de dividirnos más, y nos dan creencias políticas, roles sociales, regiones geográficas, religiones…. Todo esto son diferencias artificiales, que acaban por conseguir, que desconfíes de quien no está en tu bando, han logrado que hasta te caiga mal, el equipo deportivo que no es de tu ciudad. Porque nos han mantenido separados? Pues por la sencilla razón, que juntos somos más de seis mil millones, y ellos deben ser unos miles o menos. Porque las manifestaciones tienen un efecto mucho menor del esperado? Porque la gente no está unida, y tus hermanos policías intentan lastimarte, al igual que tú a ellos. Esto no va a acabar hasta que sepas que todos tenemos el mismo nombre, que todos somos del mismo planeta, que todos vivimos en el mismo presente, que nuestros sexos se complementan, que soy el hermano que siempre tuviste, y nunca te dejó de querer.

Te quiero, quiéreme tú también a mí.

1 Comments:

Blogger Electrica Cullen Black said...

Amen. Hermano.

Creo que ya estan estudiando hasta ponernos chips bajo la piel como a los perros en vez del carnet... Y lo peor es que nos acabaremos dejando.
:(

5:49 p. m., febrero 22, 2012  

Publicar un comentario

<< Home