5/28/2017

Libélulas Hambrientas

Son esas pequeñas balanzas con alas, que tratan de equilibrarse. Debido a su naturaleza, sus
culos han tumbado ejércitos. Su alimento es la intensidad, por ella matan, por ella te harán un
Dios o un átomo. Las he visto en ciudades, pantanos o desde mi ventana. Están en todas
partes, escondidas, se disfrazan de moscas para disimular. Son tan bellas como su dolor,
escondido entre capas de basura y máscaras. Es un dolor que cubre otro dolor. Yo, saque valor de mi dolor y baile con ellas, sabiendo que a cada pasó mi vida era pulida por una radial. Pero que quieres que te diga, morir no es tan malo cuando se es inmortal e intenso. Cuando te sirvan un café, te compren unas gambas, o te vendan unas bragas, recuerda lo pequeño que eres sin su presencia.


1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Por que sigas bailando con libélulas por siempre.

:) Arañita.

1:56 p. m., mayo 31, 2017  

Publicar un comentario

<< Home